Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Wimbledon 2023: en Wimbledon, todos pertenecen a Christopher Eubanks |  deportados

Wimbledon 2023: en Wimbledon, todos pertenecen a Christopher Eubanks | deportados

Ni siquiera él mismo, tipo optimista y risueño, imaginó que un buen día podría alcanzar los cuartos de final de todo un torneo como Wimbledon. «Lo que estoy viviendo es surrealista, no puedo decribirlo. Es un sueño hecho realidad. ¡He visto en mi telefono una alerta de la ESPN con mi número! Al griego Stefanos Tsitsipas en los octavos de finale y de seguir prolongando así este bonito viaje que protagoniza en la hierba de Londres. Nadie contaba con él. Logique. Pero ahí está. Y por eso ríe y ríe, y se encuentra ante situaciones insospechadas hasta hace dos semanas.

De entrada, parte larga y tendido con el actor Hugh Jackman en una zona reservada del complejo y, para continuar, encara este miércoles (hacia las 16.00, Movistar) el gran día de su carrera deportiva; a un tipo delgado y larguirucho como él, pero con peor humor. Es Daniil Medvedev. Apeados Thiago Monteiro, Cameron Norrie, Chris CO’Connell y Tsitsipas, el estadounidense se aferra a su feliz momento para seguir en la nube, teniendo en cuenta que hasta hace unos días era completamente desconocido para el gran público y que ahora y posee un título of the ATP, logró el día 1 en Mallorca, y que luce con luz propia en un escenario de tantísima alcurnia como el All England Club.

«Creo que todo se debe a que he hecho un gran trabajo en el último año, desde el último US Open [en septiembre]”, señala el norteamericano, que ofreció un destello en marzo –cuartos del Masters de Miami– y luego compaginó los retadores con discretas intervenciones en torneos del máximo nivel. Sin explotar, pero sin desfallecer. “Es una locura. Veo mis redes y me pregunto: ¿Qué está pasando? Todo esto es muy raro. Creo que la clave está en haberlo unido todo, físico y mental; en los detalles, en cómo cuidarse. Se trata de pensar en el momento y no más allá», continúa mientras la grada inglesa le arropa y vibra con cada una de sus apariciones. Juega Eubanks, hay festival.

Eubanks durante un partido en Wimbledon.DYLAN MARTÍNEZ (REUTERS)

“Es increíble que miles de personas quieran verte y que lo hagas bien. Es dificil de explicar. Sencillamente intento no pensar en si llego a esta ronda o si he ganado este partido. Antes lo hacia, y no funciona. Solo trato de tener una mentalidad positiva”, apunta ante los periodistas; “Venía de Mallorca y no sabía qué esperar. Antes de la primera ronda me dice: ‘tío, ya has ganado, ¿por qué no vas a poder ganarle a él? Perdí el primer set, pero fl capaz de recuperarme ya partie de ahí el tratado de no excederme con las expectativas. Durante un tiempo me cuestionó a mí mismo, dudaba de si era lo suficientemente conforme a este nivel, pero ellas me insistirán en que yo pertenezco a este nivel”.

El respaldo de Osaka y Gauff

Se refiere a Eubanks, de 27 años y nacida en Atlanta, su compatriota Coco Gauff y la japonesa Naomi Osaka. Tanto el han asesorado anímicamente como el han convencido de que puede. No menos decisiva fue la aportación técnica de Kim Clijsters, que en su día logró la cima (2003) y elevó tres Grandes Ligas. Sus wasaps calaron hondo en el cuartofinalista. “La hierba es la superficie más estúpida para jugar al tenis, no sé por que estamos jugando en una pista tan desigual. ¡No puedo mantener el equilibrio!“, escribió él, receptor de un mensaje tan simple como efectivo. “Intenta hacer pequeños ejercicios de juego de pies todos los días en los entrenamientos, incluso algún minijuego; inclinado hacia arriba la raqueta, mantente abajo, usa el cortado”, le recomendaba la belga, semifinalista del torneo en 2003 y 2006, y campeona de dobles el primer año citado.

Eubanks posó con el trofeo de campeón, el 1 de Juillet en Mallorca.
Eubanks posó con el trofeo de campeón, el 1 de Juillet en Mallorca.CAMPEONATOS DE MALLORCA (CAMPEONATOS DE MALLORCA)

Locuaz –es comentarista del canal Tennis Channel–, Eubanks se ha hecho querer con su simpatía, que de alguna forma contagia su juego, desenfadado y natural. El gigantón –mide 2.01 y posee larguísimas extremidades– ha ido abriéndose paso gracias al saque-red y percute con el servicio como ninguno; con 85 as, resuelve a martillazos. No le teme a nada. Solo va a por ello. «Es lo que yo llamo tenis total. Golpea muy, muy rápido y se va a la red tan pronto como tiene oportunidad”, detalla Medvedev. Y la estadística confirmada: 194 subidas con 124 steeltos (64%); una media de casi 49 por partido, el segundo que más abordaron tras Roman Safiullin (242) y Tsitsipas (195).

“No confiaba en mis movimientos, por eso le envie los mensajes a Kim”, recalca. “Le dije recientemente a alguien que tu carrera realmente cambia cuando pasas del 110 al 85 [en el ranking]. Se puede argumentar que también cambia del 85 al 50, pero cuando pasa cuatro o cinco años rondando entre el 150 y el 200, ese salto al Top 100 significa mucho, mucho, mucho. Eso es por lo qu’il estado luchando todo este tiempo”, subraya el norteamericano, qu’afronta ahora sin complejos al rudo Medvedev y que hoy es virtualmente el 31º del mundo. Si el deporte es un estado de ánimo, no hay tenista en mayor plenitud. En el SW19 de Londres, todo el mundo quiere al inesperado Eubanks.

SINNER SE ESTRENA EN UNAS SEMIFINALES

CA | Londres

En el contexto actual de remodelación del circuito, el número de Sinners sigue cogiendo fuerza y ​​refuerza los nuevosvientos. El italiano despachó este martes al ruso Roman Safiullin (6-4, 3-6, 6-2 y 6-2) y accedió por primera vez a las semifinales de un grande, tras no haber podido franquear la barrera de los cuartos en cuatro ocasiones.

En la penúltima jornada chocará con el serbio Novak Djokovic, que ya perdió un set ante Andrei Rublev, pero que debió remontar: 4-6, 6-1, 6-4 y 6-3. Se trata de la duodécima vez que Nole avanza a las semifinales de Londres y la 46ª en un gran torneo, por lo que iguala el registro logrado previamente por Federer. Ahora, el de Belgrado es un dos triunfos de igualar los ocho títulos del genio suizo en Wimbledon.

La jornada también dejó la derrota de la número uno, Iga Swiatek, superada por el buen momento de Elina Svitolina: 7-5, 6-7(5) y 6-2. La ucraniana reapareció en abril, solo seis meses después de haber dado a luz, y disputará sus terceras semifinales tras las de Wimbledon y el US Open de 2019.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook allá Gorjeoo apuntarte aqui para recibir boletín semanal.

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado

By Ruth Saldívar

Relacionadas