Entre Netflix, HBO, Amazon Prime, Filmin, Disney +, Movistar + y la propia cartelera de los cines, es difícil saber qué ver. Tenemos tantas recomendaciones, estrenos y contenido que hay que descartar diez cosas para poder ver otra. Por eso en Esquire nos empeñamos en ayudarte, si bien sea con un granito de arena y nuestra humilde y nada respetable opinión. Hemos hablado de las ciento diez mejores películas de la historia del cine o de las cien mejores películas de la década que quizás no hayas visto. Mas, si eres de esos a los que les basta y les sobra con no salir de Netflix para saciar sus ojos y su espíritu cinematográfico, también hemos puesto de nuestra parte. Al fin y a la postre, hemos hablado de las mejores películas de Netflix en 2021, de las películas y series de Netflix más alabadas por la crítica que es posible que hayan pasado demasiado inadvertidas. Ahora es el momento de hablar de las mejores películas de Netflix en 2022.

No obstante, hoy nos toca una tarea más similar a la de nuestra lista de las películas más aguardadas del año 2022. Únicamente Netflix se ha transformado en un digno contendiente de la cartelera de cines tradicional, estrenando cada viernes uno o varios títulos destacados. Lo prometió en 2021 y lo ha cumplido, y en dos mil veintidos es muy predecible que haga lo mismo o incluso mejor. Por eso, cuando reuníamos las películas más esperadas que llegaron a los cines el próximo año, terminamos teniendo presente varias de Netflix. Ahora, no obstante, hemos decidido reunir en este listado las películas más aguardadas del año en la plataforma.

Es hora de charlar y reunir las mejores películas de Netflix en 2022. De ciertos estrenos futuros falta información. No obstante, sobra con ver a sus directivos, o a sus estelares repartos para aventurarnos a afirmar que todas y cada una de las películas que componen esta lista van a sonar más que fuerte cuando pronunciemos la respuesta a el interrogante «¿Qué vemos hoy en Netflix?». Ahora solo nos queda aguardar, y sostener activa nuestra suscripción a Netflix (ya se la parasitemos a nuestra pareja, padre o tía segunda, o la paguemos religiosamente) y aguardar a ver si bombazos como Blonde o The Gray Man asuelan con y en nuestro televisor.