Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Suspenden principal partido de Guatemala, turbulentas elecciones

Suspenden principal partido de Guatemala, turbulentas elecciones

Las elecciones presidenciales de Guatemala dieron un vuelco el miércoles por la noche después de que un importante fiscal decidiera suspender el partido de un candidato anticorrupción en ascenso, amenazando su intento de ingresar a una segunda vuelta y potencialmente asestando un duro golpe a la ya desgastada democracia del país.

La medida podría evitar que Bernardo Arévalo, un parlamentario que sacudió a los políticos guatemaltecos en junio con un espectáculo sorpresa que lo impulsó a la segunda vuelta el 20 de agosto, compita con Sandra Torres, ex primera dama.

Rafael Curruchiche, el fiscal que enmarcó el caso para suspender el partido, fue incluido entre los funcionarios centroamericanos corruptos de Estados Unidos por obstruir las investigaciones de corrupción.

Este desarrollo tensa aún más el sistema político guatemalteco, luego de la exclusión de varios destacados candidatos presidenciales vistos como una amenaza para el establecimiento político y económico, los ataques a la libertad de prensa y el exilio forzado de decenas de fiscales y jueces enfocados en la lucha contra la corrupción.

“Están robando las elecciones a plena luz del día, usando una de las mismas instituciones que se supone que nos protege”, Gustavo Marroquín, profesor de historia y columnista, ha dicho en Twitter.

La decisión del fiscal generó confusión e ira en la capital guatemalteca, donde cientos de personas se reunieron para protestar el miércoles poco después del anuncio de Curruchiche. El fiscal tomó la acción cuando la autoridad electoral de Guatemala se preparaba para rechazar oficialmente los intentos de retrasar la segunda vuelta, permitiendo que la votación se llevara a cabo según lo planeado.

Preguntada por los periodistas sobre la decisión de la fiscalía contra el partido de Arévalo, Irma Elizabeth Palencia, titular de la autoridad electoral, dijo: «Ciertamente es algo que nos preocupa».

Brian Nichols, el principal funcionario del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, ha dicho tuiteó que el gobierno de Estados Unidos estaba «profundamente preocupado» por lo que describió como las «amenazas a la democracia electoral de Guatemala» de Curruchiche. “Las instituciones deben respetar la voluntad de los votantes”, agregó Nichols.

El partido del Sr. Arévalo puede apelar el fallo, preparando el escenario para una batalla legal y potencialmente refiriendo el asunto al máximo tribunal constitucional de Guatemala.

Curruchiche dijo que el caso contra el partido de Arévalo, llamado Semilla, involucra acusaciones de que usó firmas fraudulentas para calificarse a sí mismo como un partido político. Después de que su oficina revisó el caso, un juez penal ordenó la suspensión del registro de Semilla, lo que podría prohibir efectivamente al partido y al Sr. Arévalo participar en la segunda vuelta.

Hablando en CNN en Español, el Sr. Arévalo dijo que continuaría con su candidatura y dijo que, según la ley guatemalteca, los partidos políticos no pueden ser suspendidos durante un proceso electoral (la primera ronda de votación se llevó a cabo el 25 de junio y la segunda ronda está programada para el 25 de agosto). 20.)

“Los poderosos ya no quieren que el pueblo decida libremente su futuro, pero lo vamos a derrotar”, agregó Arévalo. ha dicho en Twitter el miércoles por la noche.

Los abogados han cuestionado la decisión de Curruchiche, un aliado del presidente saliente, Alejandro Giammattei. Edgar Ortiz Romero, experto en derecho constitucional, dijo que la medida era «absolutamente ilegal» porque un juez penal no puede suspender el registro de un partido bajo las leyes electorales guatemaltecas.

“Esto nos coloca en el triste grupo de países con características autoritarias avanzadas en los que el sistema judicial se utiliza para atacar a los opositores”, dijo el Sr. Ortiz Romero.

El grupo de vigilancia independiente Mirador Electoral dijo en un comunicado que la suspensión «intenta consumar un golpe electoral equivalente a un golpe».

By Ruth Saldívar

Relacionadas