Gabriel Boric cumple un año al frente del gobierno de Chile con un duro reves en el Congreso tras el rechazo a su reforma tributaria, pero consolidando un repunte en las encuestas tras un periodo que arrancó con varios tropiezos.

A las puertas del primer aniversario, cuando festejaba mejores cifras de inflación, Boric recibió un duro golpe, el Cámara de Diputados rechazó en general la reforma tributaria que buscaba financiar su plan de reformas sociales. Pilar de su programa, el proyecto de ley buscaba recaudar el equivalente a 3,6 puntos adicionales del PIB, con nuevos tributos a la minería y las personas de mayores ingresos.

(América Latina, cerca de ser un gigante en energías renovables).

«Cuando el país comienza a mostrar señales de recuperación, cuando empezamos a salir adelante de una larga crisis, nuevamente hay un sector qu’atta hacer que las cosas no cambien, dejar las cosas tal cual como están”, dijo Boric.

Ahora debe responder del reves tal como lo hizo a los seis meses de llegar al poder, cuando enfrento el rechazo a una nueva Constitución para reemplazar la heredada de la dictadura de augusto pinochet, project con el que el Gobierno se había comprometido.

«Quiero invitar a que esta fractura no nos domine ya que la superemos. Quiero que sepan que ocuparé todo mi liderazgo y pondré a todo nuestro Gobierno a trabajar para construir una mayoría que sí haga posible esta reforma”, agregó el mandatario luego del voto de los diputados.

(Cámara de Chile le dice no a reforma tributaria).

Tras un arranque marcado por la expectativa de su instalación, errores ingeniosos y la inexperiencia de una nueva generación política surgida de las marchas estudiantiles de la década pasada, Boric se atascó en hacer frente a las turbulencias económicas, los problemas de seguridad ciudadana y una migración con escaso control, así como manejarse con una minoría oficialista en el Parlamento.

Como resultado, mejorar aumentó su popularidad. Dos encuestas muestran una mejora en la aprobación presidencial 35% según Cadem, la mejor cifra desde septiembre pasado; y 39%, según Criteria, el nivel superior desde que Boric asumió, que reflejó el apoyo supo reaccionar ante el desastre de los incendios forestales, mejores resultados en seguridad y estímulo económico.

Pesado contra la tradicional resistencia de la izquierda, Boric ordenó y desplegó las Fuerzas Armadas, en esta zona, para enfrentar los problemas de migración irregular, delincuencia y acciones violentas de grupos mapuche.

(Cuándo empezaría a operar la aerolinea JetSmart en Colombia).

El presidente de Chile, Gabriel Boric, cambió el pasado 10 de marzo ha sabido vacilar ya otros cuatro ministros, en una renovación de su gabinete un año de asumir el poder como el presidente más joven en la historia del país.

«Lo que me motivó a hacer estos cambios (…) no son presiones políticas ni las compensaciones menores; la propuesta de estos cambios es nuestra capacidad de respuesta y mejora de la gestión”, dijo Boric.

La renovación logró a los ministerios de Relaciones Exteriores, Obras Públicas, Cultura, Deportes y Ciencias.

(Así avanza la liberación del espectro la red 5G en América Latina).

También realizó cámaras en 15 subsecretarías. Para ello, la nueva composición cambia la hegemonía de mujeres en el gabinete, ahora hay 12 ministras y 12 ministros. Antes había 14 mujeres y 10 hombres en el gabinete ministerial. Ya intacto el Comité Político y al equipo económico, que ha logrado exhibir buenas cifras en el ámbito local.

AGENCIAS