Ronnier y Erika buscan cupo en las pesas olímpicas de Tokio

Ronnier y Erika buscan cupo en las pesas olímpicas de Tokio

América se apresta a cumplir sus dos últimas competencias para completar la cuota continental de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio, y Panamá estará allí con por lo menos dos atletas con alguna opción.

La capitalina Erika Ortega y el veragüense Ronnier Martínez se presentan esta semana en Santo Domingo y en mayo próximo en la ciudad de Cali, buscando hacer efectivas sus opciones de estar en la cita olímpica.

La faena no es fácil, mucho menos cuando ambos esforzados atletas han tenido que entrenar en forma irregular, debido a todo lo que significó la pandemia, sus lesiones y a que, en un principio, no contaron con un gimnasio adecuado para hacerlo.

No obstante, hicieron ‘de tripas, corazón’ y siguieron adelante con sus proyectos, cada uno en forma individual y muy distantes uno del otro, pero con el objetivo de que las pesas tenga un representante en Tokio 2020.

Ese es el gran valor que tiene la carrera que han emprendido Erika y Ronnier en los últimos meses, y que representa a decenas de atletas que han tenido que pasar por las mismas circunstancias para cumplir con sus metas.

Esa es la cara del atleta que poco se conoce, y la que realmente permite evaluar las condiciones físicas y mentales en las que se encuentran para afrontar sus compromisos.

El torneo de Santo Domingo será para ellos todo un reto, principalmente porque será el primero al que se enfrenten con jueces y contrincantes presenciales, tras un duro año de solitaria actividad virtual.

Además, es el más importante de los dos y, por ende, el que más puntos otorgará a los participantes que logren asegurar los primeros puestos.

Una deportista con resiliencia

Erika ha tomado el ritmo de sus entrenamientos, después de 90 días recuperándose de una lesión que se hiciera en el codo izquierdo, durante el torneo Centroamericano de diciembre último, donde alcanzó la medalla de bronce.

“En enero, los fisioterapeutas de Pandeportes me dieron el alta para continuar entrenando, y hasta el momento estoy llegando a un 90% de rendimiento, en cuanto a los pesos”, expresó.

Ortega, campeona nacional de los 49 kilos, cuenta con dos récords nacionales, al levantar 87 kilogramos en envión y 157 kilos en total, en los Centroamericanos de Managua en 2017, donde obtuvo medalla de plata.

La pandemia de covid-19 ha sido una nefasta situación que ha tenido confinado al mundo por más de un año, lo que obligó a los dirigentes deportivos a realizar competiciones virtuales para mantener en ritmo a sus atletas.

Así es como Erika Ortega tuvo que afrontar parte de su accionar en 2020, cuando participó en varios torneos y para los que tuvo que habilitar un sector de su casa para entrenar, ya que los gimnasios privados estaban cerrados.

Además de seguir las indicaciones de su instructor, el profesor Víctor Vergara, a través de videollamadas, debido a las restricciones sanitarias que había en ese momento.

“Muchos entrenamientos, diría que la mayoría, fueron por videollamadas, luego cuando empezaron a levantarse las restricciones, el profesor comenzó a venir, y hoy lo hace una o dos veces por semana”, explicó.

“Muchos entrenamientos, diría que la mayoría, fueron por videollamadas, luego cuando comenzaron a levantar las restricciones, el profesor comenzó a venir, y hoy lo hace una o dos veces por semana”
ERIKA ORTEGA,
PESISTA PANAMEÑA

Sin embargo, su verdadero via crucis fue acondicionar un lugar para sus prácticas, ya que a pesar de tener los permisos para entrenar, no tenía dónde porque no contaba en ese momento con un lugar para hacerlo.

“Al inicio entrené en un lugar de mi casa, pero no era lo más cómodo porque el piso no estaba parejo, así que me tocó construir uno con la suficiente resistencia para los discos, y una plataforma para poder tirar las pesas sin que lo dañara”, señaló.

Otra de las circunstancias adversas con las que tuvo que lidiar la atleta, de 33 años, fue entrenar sola, sin mayor motivación ni instrucción, salvo las que el profesor Vergara le daba durante sus conexiones por el teléfono celular.

“Actualmente sigo entrenando en mi casa, con el equipo que me prestó el club al que pertenezco (Academia de Cultura) y otro que me vi obligada a comprar”, añadió.

Actualmente, Erika entrena en un gimnasio privado junto a sus compañeros del club y el profesor Vergara, y se ha hecho acompañar de una nueva integrante del grupo.

Ronnier, con gimnasio propio

Ronnier Martínez, el chico veragüense que busca dejar su nombre marcado entre las barras y los discos, tuvo una situación casi similar que Ortega, porque tampoco contó con un gimnasio adecuado para entrenar.

Ronnier, de 19 años, practica actualmente en un local que le construyó su padre, algo que antes no podía hacer por el obligado cierre de los gimnasios privados, mientras que el público aún no está terminado por Pandeportes.

“El gimnasio lo construyó mi papá al lado de mi casa al inicio de la cuarentena, pero antes de ello estuve sin entrenar un tiempo porque no tenía dónde hacerlo, por el asunto del coronavirus”, señaló.

Martínez es considerado el mayor prospecto que tienen las pesas, por lo que desde hace algunos años participa en torneos de la categoría mayor, buscando la ansiada clasificación olímpica.

No obstante, las cosas no han sido fáciles y no solo por el asunto de la pandemia, sino porque en 2019 se vio alejado de los gimnasios por una apendicitis.

“Casi que a mitad de año me operaron y tuve cuatro meses en recuperación, lo que afectó mi participación en varios torneos que daban puntos para ir a Tokio, así que al final de ese 2019 tuve que competir para no quedar eliminado”, sostuvo.

“Para el siguiente año estuve un poco más descansado; y con la ventaja de tener mi propio local de entrenamiento, se han visto los resultados”, añadió.

Contar con un gimnasio no solo le permitió a Ronnier mejorar su rendimiento, también a su hermano Mario, a su primo Juan y a su vecino Jorge Medina, quienes forman parte del grupo que entrena el profesor Jorge Ochoa.

“Este local nos ha beneficiado a todos, porque antes era todo un dilema entrenar. El gimnasio privado no tiene un horario fijo para abrir, pero se debía concluir a las 9:00 de la noche, lo que nos dejaba los entrenamientos a medias”, explicó.

“Ahora, podemos entrenar a la hora que queramos y el tiempo no es problema, además, de que todos los muchachos viven cerca, lo que también nos beneficia a todos”, explicó.

Ronnier, quien estudia el segundo año de la carrera de fisioterapia, está consciente de que hay muchas “variables” que inciden en que participe o no en Tokio, pero eso no ha mermado su entusiasmo por estar presente en la máxima competición deportiva.

“Desde que hace unos años me dijeron que tenía la posibilidad de ir, me mentalicé en ello como mi meta principal. Hay que esperar muchas situaciones, pero estoy muy emocionado porque es la competencia más grande a la que aspiro ir”, precisó.

“Desde que hace unos años me dijeron que tenía la posibilidad de ir, me mentalicé en ello como mi meta principal. Hay que esperar muchas situaciones, pero estoy muy emocionado porque es la competencia más grande a la que aspiro ir”
RONNIER MARTÍNEZ,
PESISTA PANAMEÑO

“Por eso a cada campeonato que voy, lo hago con la idea de marcar la mayor cantidad de puntos; son las Olimpíadas y allí quiero estar”, concluyó.

Renuncia el fiscal general de Panamá, Eduardo Ulloa

¿'Generación de cristal'?

“La que habla de “generación de cristal” resultó ser una generación llena de valerosos navegantes de mar calmo, valientes cuando el mar está tranquilo y el cielo despejado […]”

Isla Contadora, un destino exclusivo y de oferta diversa

Isla Contadora, un destino exclusivo y de oferta diversa

Un sitio especial con maravillosas playas de aguas turquesa, con hoteles encantadores y una sabrosa gastronomía



Los hoteles de isla Contadora abren sus puertas y ya reciben turistas. Este destino es un gran atractivo para el mercado turístico interno. Además, llama la atención para muchas otras actividades internacionales que comenzarán a desarrollarse en este lugar reconocido por sus fantásticas playas de arenas blancas y aguas cristalinas.

Esta isla, a solo una hora y media en ferri desde la ciudad de Panamá, y a solo 20 minutos de vuelo desde el aeropuerto de Albrook es una extraordinaria oferta para el turismo internacional que busca un destino de playas con bajo impacto. Acá no encontrará aglomeraciones, todo es paz y tranquilidad en medio de la naturaleza y el mar.

Hay tres hoteles en isla Contadora. Destaca el hotel La Isla, con extraordinarias características porque todas sus 48 habitaciones tienen balcón al mar de la playa Galeón. Esta es una perfecta herradura flanqueada de dos riscos que atesoran las suaves ondas marinas que dos veces por día la llenan.

Además, el visitante se encuentra con el hotel Mar y Oro de 21 habitaciones, y el Perla Real, más pequeño de ocho espacios de hospedaje. Como complemento están los residentes de la isla que habitan casas residenciales muy bonitas que se asoman al mar o se esconden en los bosques secos del lugar. Los árboles de cedro, de cholo encuero, roble y otros dan un gran ambiente a los caminos que recorren la isla.

La isla es un tesoro natural; sus orillas se sumergen y se convierten en arrecifes coralinos. Las aves marinas son numerosas. Todos estos detalles conforman ecosistemas de una gran riqueza.

Presen Cosme Rodríguez, de Valencia, España, empresaria del hotel La Isla, señala que trabajó muy seriamente en la reapertura del turismo en el lugar.

Comenta a La Estrella de Panamá que: “ Tenemos mucha demanda por lo que resta del año con distintos eventos internacionales, pero también se han disparado las reservas del mercado local”.

Sobre su presencia aquí nos dice que buscaba en el mundo un lugar para invertir y trabajar y conoció este rincón en el archipiélago de las Perlas, quedando cautivada con sus atractivos.

No es la primera vez que pasa. Isla Contadora es famosa por su historia colonial, y debe su nombre a que allí los inversionistas de la expedición de la conquista del imperio Inca contaron el oro del que Pizarro despojó a Atahualpa. Fue también famosa por la pesca de perlas. Recordemos que allí se consiguió la famosa Peregrina, una bella perla que ha adornado a reinas y artistas.

Pero su fama más reciente fama se debe a convertirse en sede de las tripulaciones de empresas fílmicas de distintos países de Europa. “Las islas desiertas próximas han cautivado a esos productores y en los últimos años van y vienen. Se asombran de que tan exóticos paisajes estén tan cerca de una ciudad, ya que Panamá tiene además excelentes conexiones aéreas mundiales”, señala Cosme.

La isla y sus ambientes marinos han sido escenarios de eventos internacionales como el de registro de comerciales promocionales de cervezas de fama mundial, así como de eventos musicales de empresas de California. Hay eventos deportivos extraordinarios como el actual ‘Chasing The Pearl Island’, un reto de kayak y remo que une varias de estas islas y que tiene como principal base logística la playa Galeón y su hotel.

Contadora es la joya del archipiélago de las Perlas, ubicado en el corazón del golfo de Panamá, compuesto por un grupo de 39 islas y 100 islotes, en donde además sobresale la isla del Rey, la más grande y que está poblada. Todas están apiñadas y pueden ser objeto de expediciones desde Contadora. La isla de Saboga está frente a Contadora y tiene una población de pescadores.

Esta cuenta con 13 islas; son famosas su playa Larga y la Sueca para nudistas, la Ejecutiva y Galeón que recuerda la llegada y partida de esos barcos españoles, así como de piratas y corsarios.

Entre sus cálidas aguas en el mes de junio llegan unos visitantes muy especiales: las gigantescas ballenas. Es otro motivo para disfrutar este lugar.

La isla tiene otra diversidad de atractivos para vacacionar o pasar un fin de semana, además es ideal hacerlo en grupos familiares pues es muy segura.

También resulta adecuada para bodas. Acá el romance siempre estará presente. Con brisas, colores, flores, y rincones marinos que aparecen por donde fije la mirada.

¿Cómo llegar?

Actualmente hay ferris que parten desde la ciudad de Panamá. El ‘Sea Las Perlas’, que sale desde isla Flamenco todos los días a las 6:45 a.m. y regresa a las 2:45 p.m. es una opción. El viaje dura solo 90 minutos. También hay vuelos de 20 minutos que salen del aeropuerto de Albrook.

Más amenidades

La anfitriona del hotel La Isla nos explica que su club de playa, ‘El Chiringuito de la Isla’ ofrece sus cócteles de colores, y que sus tours de pesca son muy divertidos.

Por otra parte, los hoteles ofrecen una variada gastronomía donde por supuesto sobresalen los mariscos, pescados como corvina, sierra y pargo recién capturados. Las aventuras de paracaídas también resultan emocionantes.

Contadora es un destino sin igual, y la vuelta de las operaciones turísticas despiertan otras actividades económicas. Se anuncia que muy pronto saldrá otro ferri y el interés de inversionistas que están convencidos de que es una plaza importante para el desarrollo.

La Opinión Gráfica del 12 de abril de 2021

La Opinión Gráfica del 12 de abril de 2021

Redacción La Estrella de Panamá

Caricatura del 12 de abril de 2021

La Opinión Gráfica del 12 de abril de 2021

Latinoamérica, del azote de la pandemia a la década de oportunidades

Latinoamérica, del azote de la pandemia a la década de oportunidades

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) está empeñado en transformar la década perdida en Latinoamérica por una de oportunidades mediante un agresivo plan de inversión.

La situación que experimenta Latinoamérica por los efectos de la pandemia no se había visto en 200 años, asegura el BID. En un conversatorio titulado “Reconstruyendo América Latina desde adentro”, en el que participó el presidente del BID, Mauricio Claver-Carone, y los expresidentes de la junta directiva de América Latina de la Universidad de Georgetown, Samuel Lewis, Alberto Beeck y Manuel Balbontin, con Muni Jensen como moderadora, se realizó una radiografía de la región y las alternativas para reactivarla: “Tenemos 40 millones de personas que perdieron su empleo formal completo, 45 millones que cayeron en pobreza, 50 millones que saldrán de la clase media, que ha tomado décadas robustecerla. Un escenario muy difícil pero hay que ser optimista, hay oportunidades”, indicó Claver-Carone, elegido el 12 de septiembre de 2020 como presidente del organismo multilateral.

La región latinoamericana se transformará después de la pandemia en cada escenario, social, político, y principalmente el económico.

El optimismo de Claver-Carone le ha robado el sueño en busca de nuevos planes para sacar adelante a la región -atiborrada por los efectos de la pandemia- que en estos momentos enfrenta costos onerosos de las farmacéuticas, olas migratorias, y que además sufrió los embates de la peor época de huracanes. Aun con el difícil panorama, el presidente del banco internacional presentó al directorio ejecutivo de la entidad un plan ambicioso mediante el cual pretende cambiar la década perdida “por una de oportunidades”, lo que dio como resultado el plan denominado 2025, inversión en las Américas, la década de oportunidades.

El contexto descrito por Claver-Carone consiste, en primer lugar, en integrar las cadenas de suministro, “por primera vez hay una idea de tener un plan de negocio”, indicó.

Todas las empresas están buscando acortar distancias. El ejecutivo indicó que ha identificado 40 empresas, la mayoría de Estados Unidos, que han efectuado tratos para aumentar su exposición en los negocios, una oportunidad para iniciar nuevos proyectos. “Estamos proporcionando ayuda financiera para las empresas que quieran ser relocalizadas, asistencia técnica y a los países que están haciendo bien las cosas. Hay historias de éxitos, como en Colombia, Costa Rica, Uruguay, República Dominicana y Panamá, que están haciendo promoción para invertir.

“Nada ayuda más al desarrollo que la creación de empleos y estamos apoyando a esas empresas que tienen la intención de invertir en Latinoamérica”, señaló el banquero. Para ello, la necesidad de brindar financiamiento a las micro, pequeñas y medianas empresas, el motor de la generación de empleos y de las economías. El banco mostró interés en los comercios liderados por mujeres, que tienen un 50% menos de financiamiento a pesar de ser una prioridad. “Eso es para nosotros un objetivo, esta es una línea en la que en el banco nos estamos enfocando, negocios de género, hay que incluir a las mujeres en el financiamiento porque esto aumentaría el producto interno bruto en la región en un 20%, esto significa un trillón de dólares”, aseguró.

Mundo digital

Otro foco de desarrollo importante es la digitalización. Los polos de expansión son la telemedicina, el teletrabajo, y la educación virtual. El inconveniente es que existen 200 millones de personas que no están conectadas a internet y otros 30 millones no pudieron atender las clases porque no tenían acceso a Ia red. Una brecha que impera reducir, no solo en acceso, sino en costo y calidad del servicio.

“El SARS-CoV-2 es la bomba nuclear más grande que ha estallado en el sector salud, pero no en mal sentido, sino que aceleró la tecnología hasta en 10 años. Hay una gran oportunidad para Latinoamérica en la telemedicina porque se puede importar calidad de salud de otros países más avanzados en el ramo”, indicó Alberto Beeck.

La región ya venía cuesta abajo en materia de crecimiento económico cuando pegó la pandemia, “33 países presentaron una contracción en el crecimiento y 14 sufrieron un decrecimiento negativo. Los altos niveles de desempleo inéditos y escenarios que no hemos visto en 200 años, cada país sale a enfrentar sus propios retos, no solo en la inoculación de su población, sino en la parte financiera. “Cada país ha visto índices del PIB inéditos, las organizaciones financieras internacionales han degradado a casi todos los países y esto genera una presión sobre los gobiernos, la pobreza y extrema pobreza han incrementado, y los bancos del mundo están siendo cautelosos”, indicó Lewis. No obstante, el escenario también “es una buena oportunidad para promover reformas legales esperadas desde hace mucho tiempo para promover el buen gobierno, rendición de cuentas. Es una nueva dinámica”, indicó el también ex vicepresidente de Panamá.

Hay interés de Claver-Carone en impulsar la inversión de empresas estadounidenses en la región. Varios países han mostrado interés en esto, por ejemplo, Uruguay, Colombia y Costa Rica. “Tenemos historias de éxito en países donde las cosas andan bien, otros países se van a unir, el mismo deseo existe en Panamá, en Chile, y hay mercados atractivos en otros países. Ahora en Argentina muchas empresas se han movido a Uruguay, ¿tú crees que el gobierno no sabe que tiene un problema? Claro que lo sabe”, manifestó el presidente del BID.

Inversión verde

El cambio climático no es una cuestión de los políticos, “es algo muy real que está afectando a los países del Caribe y Centroamérica, por eso el BID ha lanzado el primer fondo de cambio climático denominado Fondo Amazonas, el más importante en iniciativas climáticas que cuenta con un billón de dólares, a través del cual se han identificado proyectos en los países circunvecinos del Amazonas”, explicó Claver-Carone.

El ejecutivo también se refirió al reto de los migrantes, porque el éxodo, dijo, “es malo para los países de origen, pierden capital humano”. Los países exportadores tendrán mejor futuro en este complicado panorama postcovid-19, lograrán un crecimiento más rápido. “En el medio se cuentan algunos países que se benefician de los estímulos de Estados Unidos, pero se hacen semidependientes de las divisas que reciben del norte y no crecen lo que deberían, y los otros como las islas del Caribe que dependen del turismo son los más golpeados”, diagnosticó Claver-Carone.

Manuel Balbotin, ejecutivo de la sección latinoamericana del BID, dio un pantallazo de los próximos años en materia de desempleo. “No esperamos llegar a las tasas de desempleo que había antes de la pandemia hasta 2024 o 2025”. El sector público estará con muchas restricciones porque enfrentará déficits, no solo será una situación difícil en la región, sino que se ha incrementado los niveles de deuda en general y afectará el crecimiento de algunos países, que será cero o negativo. “El sector público tiene las manos amarradas prácticamente, por eso es que el sector privado será clave en la recuperación, son quienes invierten, generan empleo, y necesitan que los gobiernos no sobrerregulen su participación, no les cobren tantos impuestos”, describió Balbotin.

Muchos de los inversionistas del BID se están asegurando de cómo hacer inversiones responsables, ya sea a través de financiamiento privado, deuda, pero con las reglas del medio ambiente.

'La educación debe ser una responsabilidad y prioridad del Estado'

‘La educación debe ser una responsabilidad y prioridad del Estado’

La educación fue uno de los temas que encabezó la lista de las 186,182 propuestas planteadas por la población mediante la plataforma digital de participación ciudadana denominada Ágora, y que hoy son discutidas en el proceso del Pacto del Bicentenario: ‘Cerrando Brechas’. La actual crisis sanitaria amplió aún más la brecha que ya existía en Panamá respecto a la educación, y es que según el Ministerio de Educación, en 2020 más de 57 mil estudiantes no fueron localizados. A esto hay que sumarle el aumento de la deserción escolar de miles de estudiantes panameños por la falta de dispositivos tecnológicos como celulares inteligentes o computadoras para conectarse a clases.

Este año las clases continúan a distancia, pero se espera que para mediados año las clases puedan darse de forma semipresencial, gracias al proceso de vacunación de docentes.

Ante esta realidad, ¿qué estrategias se pueden lograr en conjunto con el gobierno para cerrar las brechas de desigualdad en educación? ¿cómo integrar la educación con otras políticas sociales? ¿qué responsabilidad tiene el entorno empresarial en las políticas educativas? ¿necesitan las universidades públicas y particulares una autonomía más robusta y un mayor apoyo económico del gobierno?

Juan Bosco Bernal, rector de la Universidad Especializada de las Américas, institución panameña de educación superior estatal, mencionó a ‘La Decana’ que la convocatoria del Pacto Bicentenario ‘Cerrando Brechas’ fue muy acertada ya que las personas pudieron dar a conocer sus inquietudes, a fin de reducir las desigualdades en cuanto a economía, salud y educación.

“Panamá cuenta con centros educativos que pertenecen al cuarto o quinto mundo. Tenemos que cerrar esas brechas ofreciendo una educación de calidad a todos los niños, niñas y adolescentes de este país. Poner en este país los mejores recursos con que cuenta la nación panameña para hacer realidad ese objetivo de desarrollo sostenible de una educación con equidad y calidad”, reconoció el rector de Udelas.

Enfatizó que los efectos de la pandemia han sido desastrosos porque muchos estudiantes no han podido mantener el ritmo de sus estudios principalmente por las condiciones de pobreza en las que se encuentran y no cuentan con los medios para acceder al conocimiento.

“El gran reto este año es ubicar a cada uno de esos estudiantes que no han sido localizados, buscarle las oportunidades mediante las herramientas tecnológicas pero también los libros y guías físicas que se han entregado para que se sigan educando adecuadamente. Los procesos de motivación, e interacción docente-estudiante, así como una evaluación continua para conocer las debilidades y fortalezas de la niñez en Panamá a lo largo del año escolar es uno de los grandes desafíos que vamos a tener después de esta pandemia”, reconoció.

Bernal explicó que somos “un país caracterizado por la desigualdad pese a tener muchos recursos, los cuales no están adecuadamente distribuidos. Estadísticas revelan que la pobreza multidimensional en menores de 15 años representa alrededor del 35% de la población, lo que significa que 1 de cada 3 personas menores de 15 años es parte de la pobreza multidimensional, algo lamentable y muy serio para un país como Panamá”.

Jorge Arguindegui, rector de Aden University, está convencido de que la educación no está a tono con los tiempos, lo que implica modernizar el currículo desde la primera infancia hasta la educación superior y actualizar a los docentes.

El exembajador de Argentina en suelo patrio (2005-2011), enfatizó que en los últimos años han aparecido muchas escuelas y pareciera que la educación pública no está a la altura de las exigencias del mundo moderno.

Igualmente reconoce que la educación fue uno de los principales temas que presentó la población en la convocatoria del Pacto Por el Bicentenario ‘Cerrando Brechas’, que describió como una excelente iniciativa siempre y cuando se presente un análisis de las propuestas presentadas, se divulguen a la sociedad y que todos comprendan que no se trata de una política partidista.

Educación sostenible

En ese sentido, Bernal resaltó que cada universidad o institución educativa tiene que esmerarse al máximo por ofrecer un servicio de calidad con equidad. “El futuro lo construimos entre todos, pero con el compromiso, esperanza, dedicación, esfuerzo y trabajo porque de ello dependemos para tener un porvenir promisorio para todos y todas en este país”, compartió.

Claudio Endara, rector de la Universidad Hosanna, instó a los gobiernos a no seguir politizando la educación, ya que velar por una educación digna e igual para todos es una responsabilidad constitucional y del Estado. Según el rector de Hosanna urge crear en el país un pacto por la educación y para ello es primordial la voluntad política, “de esta forma lograríamos tener un país con mayor igualdad, porque un país con una educación desigual… es un país en pobreza”.

Aseguró que la iniciativa que crea el Pacto por el Bicentenario ha sido una oportunidad excelente para que el Estado escuche a la población, pero estas propuestas deben ir acompañadas de una nueva constituyente, “porque de lo contrario serán sólo ideas”.

Endara está convencido de que urge brindar una educación de calidad tanto en el sistema educativo público como privado. “Hoy todos nos encontramos frente a la misma situación de la pandemia y el docente ha tenido que actualizarse para poder incorporarse a un mundo que ya venía demandando el uso de las nuevas tecnologías”.

“Aunque las universidades ya venían trabajando en este esquema, lo importante es que no nos podemos cerrar ante esta nueva realidad. El docente tiene que seguir activo y atender a los nuevos cambios que el mundo demanda”, dijo.

Arguindegui, quien también es directivo de Aden School of Government, argumentó que para cerrar las brechas de desigualdad en la educación hay que descentralizar el Meduca, establecer convenios con las empresas tecnológicas, y crear una entidad autónoma que regule la educación superior pública y privada.

“Tenemos que tratar de no hacer diferencias y tanto como el sector educativo público como privado tengan las mismas obligaciones, responsabilidades y derechos. Actualmente las infraestructuras de las escuelas públicas están hechas un desastre y ni hablar el tema de la alimentación y sanidad”, resaltó y añadió que la falta de educación genera muchos costos públicos.

Arguindegui también reconoce que hay que construir una política de Estado que eleve a título constitucional la educación en Panamá. “No se puede estar pausando a la educación cada cinco años cuando cambia un gobierno, sino seguir un esquema educativo que no afecte a la población estudiantil”, enfatizó el rector de Aden.

Fomentar competitividad

En este caso Bernal apuntó que las universidades tienen que cazar talentos, vincularse con los jóvenes graduados de los colegios públicos y privados y así ofrecer oportunidades de estudio de alta calidad. “Las carreras que se ofrecen actualmente en las universidades oficiales tienen que ofrecer los más altos estándares de calidad porque de esa manera nuestros jóvenes en vez de estudiar en otros países pueden quedarse en Panamá recibiendo su formación, lo que garantiza que ese talento trabajará en el país.

En este sentido, reconoció que el entorno empresarial juega un papel muy importante como ciudadanos pero también como receptores de los profesionales formados. “Ellos representan una de las dimensiones con mayor interés en la educación porque sin educación no se pueden formar profesionales con capacidades, conocimientos, destrezas, habilidades y en los valores”, dijo Bernal.

Y añadió: “No solo se forman para la empresa sino para la vida, para la ciudadanía, pero también se forman para el trabajo, así que las empresas tienen el deber de participar junto a los sectores de la comunidad y el propio gobierno en la búsqueda de las mejores opciones formativas de la niñez y juventud de este país ya que aún persiste la desigualdad educativa”.

“Panamá cuenta con mucho talento, pero falta de organización. Necesitamos un ente coordinador de las políticas del Estado y de las instituciones educativas. Somos un país bendecido pero desorganizado”, acotó Endara.

Tanto las empresas como el Estado y las instituciones educativas deberían trabajar en una misma dirección y para lograrlo deben trabajar coordinadamente, dijo Endara.

En ese sentido, Arguindegui coincide en que el sector empresarial debe marcar el camino que le permita a las universidades conocer las necesidades de formación para el entorno laboral y que haya una sinergia con el sector privado y público. “Si la estrella de un buen gobierno es la educación, primero tratemos de educar a los funcionarios que tienen la responsabilidad de gestionar la cosa pública”, recomendó.

Fue enfático al señalar que “hoy no podemos preparar a los futuros líderes con herramientas del siglo pasado, sobre todo con la revolución tecnológica y social con la que contamos en este siglo XXI”.

Video: ‘Esta nominación me ayuda a creer más en mí’

Video: ‘Esta nominación me ayuda a creer más en mí’


La productora agropecuaria ha sido postulada entre las 25 mujeres más destacadas del 2021. Durante la entrevista Castillo asegura que existen oportunidades de desarrollo para las mujeres en Panamá

Video: ‘Soy una mujer emprendedora que no se da por vencida’

Video: ‘Soy una mujer emprendedora que no se da por vencida’


La productora panameña de café habla de los desafíos en el sector, también dialoga sobre su postulación entre las 25 mujeres más destacadas este año

Estoy de acuerdo con reducir el número de la asamblea, que sea una de 55 o 60 diputados'

Estoy de acuerdo con reducir el número de la asamblea, que sea una de 55 o 60 diputados’

Dos años después de haber sido elegido diputado de la República de Panamá, Raúl Fernández conversa con La Estrella de Panamá sobre el financiamiento estatal para campañas políticas, las reformas a la Constitución Política de Panamá, el liderazgo de la bancada independiente, los proyectos que ha impulsado y la nueva ley de Telesalud.

Fernández considera que es necesario invertir en las campañas electorales considerando que los partidos políticos son la base de la democracia del país.

“Es mucho mejor que los financiamientos vengan del Estado que de organismos que utilizan la política para beneficio propio, llámese dinero mal habido, narcotráfico, etc.”, dice el diputado.

Otro de los temas que abordamos en la conversación es la reducción en el número de diputados en la Asamblea Nacional. Una propuesta de diferentes sectores de la sociedad panameña para reducir el tamaño, con la que él está de acuerdo.

En su corto periodo en la Asamblea Nacional, como diputado independiente, ha impulsado importantes leyes que han marcado un antes y un después en el país. La ley de Teletrabajo y la de Telesalud son parte del legado que dejará a la sociedad panameña. ¿Por qué renunció al subsidio postelectoral?

La razón básica y sencilla es que fueron mis amigos y mis familiares quienes me otorgaron las donaciones y costearon los gastos de la campaña electoral. Entonces, por qué tenía que aceptar un subsidio postelectoral del Estado cuando ninguna de las personas que me ofreció esas donaciones, en ningún momento me pidieron que devolviera ese dinero. Tampoco era justo que me hiciera de ese dinero para beneficio propio o para mi equipo de trabajo.

¿Cree que es válida la excusa de que para evitar el uso de fondos mal habidos en campaña se otorgue el financiamiento estatal?

Los partidos políticos son la base de la democracia y, sin lugar a dudas, las estructuras cuestan. Es mucho mejor que vengan los financiamientos del Estado que de organismos que utilizan la política para beneficio propio, llámese dinero mal habido, narcotráfico, etc. Me parece justo que el Estado invierta en democracia.

¿La bancada independiente ha logrado consolidarse como una fuerza dentro del Órgano Legislativo?

Sin lugar a dudas, la popularidad de las candidaturas independientes y de los políticos que decidimos candidatizarnos por estructuras de libre postulación ha demostrado que es real poder acceder a los puestos de esta manera. Por tal razón, personas como yo, que no me conocían, que nunca habían trabajado en una estructura política, que no habían sido inscritos en ningún partido, lograron acceder a un puesto de tanta importancia como el de diputado. En las próximas candidaturas muchísimas más personas se van interesar por proponer transformaciones al Estado por medio de una candidatura independiente.

En experiencias pasadas diputados independientes posteriormente fueron atraídos por partidos políticos, ¿cree que en esta ocasión puede ocurrir lo mismo?

Las condiciones políticas de las asambleas anteriores eran distintas a la actual… No es que no creo que vaya a pasar lo mismo, porque no meto la mano en el fuego por absolutamente nadie. Pero nosotros como independientes, por lo menos mi persona está totalmente convencida de que si la ciudadanía votó por un candidato de libre postulación, se debe respetar esa decisión. Debo mantenerme así.

Yo llegué a la Asamblea Nacional sin el apoyo de ningún partido político, sin el apoyo de ningún político de trayectoria en el país y sin apoyo de ningún movimiento político. Llegué totalmente independiente para tomar decisiones en la curul que representen a las personas que votaron por mis propuestas. Yo tengo que respetar a esos ciudadanos que votaron por un candidato de libre postulación, sin ataduras a ningún partido político.

Hay algunos sectores que he entrevistado sobre el movimiento pro constituyente que coinciden en la reducción de la Asamblea. ¿Qué opinión tiene de la propuesta?

Sin duda nuestra Constitución Política necesita modernizarse en varios aspectos. Uno de ellos es que no haya eso de que yo te juzgo y tú me juzgas. Eso lo tenemos que cambiar.

Tenemos que afianzar los títulos en temas educativos. Tenemos que crear independencia entre los órganos del Estado.

Pero en el tema específico que me preguntas, quizá me vaya un poco más allá. Los diputados debemos ser nacionales porque nuestras decisiones afectan directamente de manera positiva o negativa a todo el país. Las leyes que nosotros promulgamos, que nosotros sustentamos, afectan a todas las personas en el territorio nacional. Entonces, nosotros para poder conocer lo que la ciudadanía piensa tendríamos que ser diputados más que provinciales.

Estoy totalmente de acuerdo en reducir el número (de la asamblea), que sea una de 55 o 60 diputados, pero que represente directamente a toda la población. Estoy de acuerdo con los cambios constitucionales. Estoy de acuerdo con un paquete de reformas electorales que vaya a un referéndum, que sea votado por la ciudadanía. Pero no con un paquete de 100 cambios a la Constitución. Con una Constitución que quede con 4 mil o 5 mil artículos y que si no estoy de acuerdo con uno de los cambios, entonces tenga que votar. Estoy de acuerdo con el cambio a los diputados: gancho.

También estaría de acuerdo en que se hagan propuestas de cómo cambiar la Constitución para que se pueda modernizar de una forma que no sea tan trágica.

¿Qué proyecto ha impulsado usted que considera será un legado?

Cada iniciativa legislativa que presento espero que sea legado para la sociedad y para el país. Pero tácitamente el teletrabajo marcó un antes y un después en la modernización de nuestras normas laborales.

Sé que va pasar con la reciente ley sancionada de telemedicina. Sé que va pasar cuando se inicien las primeras sociedades de emprendimiento, que este sea un país de emprendedores. Ese para mí será el legado más grande, que los emprendedores se puedan formalizar sin burocracia, a bajos costos, sin tener murallas chinas que no le permitan emprender por la burocracia estatal. Y, sin duda, combatir el bulling para que los jóvenes crean mucho más en ellos mismos, en su capacidad. Para que el país así mismo crezca con ellos. Cada iniciativa legislativa que propongo espero que haga un cambio, una transformación del país, porque esa fue mi promesa de campaña.

¿Cómo avanza la nueva Ley de Telesalud?

Telesalud está en las manos del ministro de Salud, del director de la Caja de Seguro Social (CSS) y del director de la Autoridad de Innovación Gubernamental para ponerlo en marcha. Aunque ya estamos haciendo planes piloto para demostrar que la tecnología, las herramientas de software y hardware, bien utilizadas, en pro de la ciudadanía, mejoran la calidad de vida de los panameños.

Telesalud marcará un antes y un después en las largas filas para conseguir una cita. Se va a eliminar el expediente único médico de cada persona. Hay un nuevo artículo en el Código Penal que implica que las personas que se roben información del expediente serán condenadas, porque hoy en el mercado negro de la tecnología vale más la información técnica de salud de una persona que la financiera. Entonces salvaguardamos todos esos puntos. Se va a poder llevar artefactos tecnológicos, que podrán determinar la salud de las personas, un diagnóstico y esto permitirá acceder al derecho humano de salud, con reglas claras.

¿Cuándo empezará a implementarse la nueva ley?

Las conversaciones que he tenido con los líderes de las carteras de Salud y tecnología indican que ellos esperan que los planes piloto se estén desarrollando en tres meses en nuestro país y que sea a nivel nacional. Seguro demorará algún tiempo, quizás un año. Pero en tres meses se van a instalar los primeros planes piloto de acuerdo con las reglas que da le ley de Telesalud.

'Aquí', el colectivo artístico que reclama espacios para la memoria cultural

‘Aquí’, el colectivo artístico que reclama espacios para la memoria cultural

“La necesidad es la madre de la invención”, dice un antiguo proverbio, y luego de un año de inactividad en espacios físicos debido a la pandemia del SARS-CoV-2, las artistas multidisciplinarias Ana Sofía Camarga, Mana Pinto y Mónica Fonseca idearon la iniciativa ‘Aquí’, nacida de la necesidad de tener espacios autogestionados para crear, mostrar arte, y socializar presencialmente.

Fonseca y Camarga, quienes viven y teletrabajan en Gamboa, idearon junto a Pinto una intervención artística al aire libre y en un espacio que generara arte, diálogos y un tiempo merecido de reunión entre artistas y el público general.

La muestra fue inaugurada el pasado domingo de 11:00 a.m. a 5:00 p.m. y de forma gratuita en Gamboa con la presencia de 16 artistas nacionales e internacionales que realizaron exposiciones multidisciplinarias entre performance, pintura, escultura, técnicas mixtas, collages, y otros.

En una entrevista con La Estrella de Panamá, Camarga señaló que ubicar la muestra en un espacio abierto les “permitió trabajar físicamente juntos, con suficiente espacio para sentirnos seguros mientras armamos nuestras propuestas y limpiamos el sitio de exposición, solucionando así la problemática de volver a construir estos espacios de intercambio artístico/cultural/social en conjunto”.

En la intervención, la mayoría de las obras que son exhibidas fueron pensadas únicamente para habitar este espacio en particular; es decir, si estos trabajos son removidos de este entorno, lo más probable es que pierdan parte o todo su significado.

La ubicación estratégica de Gamboa, alejada de la ciudad y rodeada por naturaleza y selva tropical, se beneficia de la instalación con narrativas de reestructuración social y cultural.

“Reconocemos que utilizar este espacio sugiere ciertas narrativas anticoloniales al habitar un punto de la antigua Zona del Canal por medio de arte, siendo principalmente artistas panameños”, comentó el colectivo de organizadoras, “pero ahora donde actualmente vive una numerosa población de expatriados europeos y estadounidenses, visibilizar narrativas locales y racializadas sobre el territorio es de suma importancia. Esto sugiere un acto de resistencia, independientemente de la circunstancia actual de la pandemia”.

Los actores

Para hacer la muestra posible, el trío de artistas realizó una convocatoria para integrar más voces y perspectivas al proyecto, al cual asistieron arquitectos, paisajistas, poetas, diseñadores y gestores.

Milko Delgado, artista visual multidisciplinario formó parte de la exposición con su pieza ‘Efímera la vida’, de carácter performático y de reflexión conformado por una ficha técnica con la leyenda “Disfrute su día aquí”.

Esta acción responde a lo que para Delgado significa realmente el arte “más allá de un objeto, sino la conexión entre personas y la resistencia de la comunidad”, así mismo explicó que la pieza es un homenaje a la artista Fareeda Gómez, quien falleció recientemente y “quien ahora vive en la memoria del sitio natural, así como las experiencias de cada persona que asistió al evento y seguirá visitando el sitio intervenido”.

Por su parte, las artistas multifacéticas Giana De Dier y Vanessa Orelli realizaron en colaboración la pieza ‘El Mirador – Proyecto en el Paraíso’ de técnica mixta con collage, inspirada en varias reflexiones sobre el deseo.

El mensaje de su obra se basa en dar un acceso íntimo a la visión de un sueño, “velado por una retícula que simboliza las imposibilidades, así como un sueño colectivo, un deseo profundo de hogar, de refugio y de seguridad”.

De Dier, quien se ha dedicado al arte del collage de técnica mixta y composiciones digitales, investiga a través de su obra la experiencia de migrantes afrocaribeños en la zona canalera segregada a principios del siglo XX; así mismo, Orelli, artista suiza radicada en Panamá, se inclina por trabajar con múltiples medios de expresión, partiendo del collage, a las creaciones textiles, la pintura y las exploraciones fotográficas al grabado, lo que ambas artistas incluyeron en su trabajo colectivo creando una pieza única y profunda sobre las construcciones masivas que “resultan ser trampas mortales”.

Arraigada en la naturaleza, la artista panameña Momo Magallón creó el performance ‘Hidden in Plain Sight’ (‘Oculto a simple vista’) en donde retrata su relación con el espacio, la conexión del cuerpo humano con la naturaleza y la asimilación del entorno, de forma camuflada y entrelazando sus dos pasiones: la pintura y el performance.

“Me inspiraron el césped, la relación intrínseca con la Tierra y el entorno de la superficie, traducido en la forma en que perdernos en el entorno, donde pareciera que no hay nada, pero en verdad estamos ahí”, comentó en una entrevista con este diario, “la pieza resalta una asimilación artística con la casa abandonada que se encuentra en el sitio intervenido y el espacio de cemento y la simbiosis entre la naturaleza y lo urbano”.

Una mirada al futuro

Para los artistas, un año de confinamiento ha tenido gran impacto, no solo económicamente, sino en la necesidad de producir arte con mensajes y experiencias profundas, y compartirlas con la sociedad. “Lo importante es generar conversaciones, porque aunque es importante la reactivación de los espacios, teniendo en cuenta el contexto, para la cultura tener la posibilidad de encontrarse y tener diálogos es aún más relevante, más allá de la virtualidad como herramienta”, apuntó Delgado, “el ejemplo de esta exhibición, que es un espacio que ha sido tomado desde la autogestión y organización colectiva, evidencia la importancia de que el Estado sea consciente de que más allá de las iniciativas autogestionadas, se necesita apoyo en los espacios democráticos para todos los artistas”.

Para Fonseca, Camarga y Pinto, el nacimiento de ‘Aquí’ se debió a la pandemia y a la urgencia de tener espacios abiertos para transmitir y consumir arte local. “La cultura es el modo de vivir de un grupo social, y el arte es una expresión del mismo. En nuestro país existe un abandono institucional en la industria creativa a pesar de aportar 6,3% del PIB”, enfatizaron, “no existe apoyo institucional para preservar la infraestructura para consumir arte, y la situación se agrava en zonas rurales y/o remotas. Por ejemplo, antes en Gamboa hubo una sala de cine y un teatro, que hoy ya no existen. Sin embargo, esta crisis sanitaria ha demostrado que el arte es una herramienta de supervivencia ante el aislamiento físico porque genera comunidad”.

Para De Dier y Orelli, la intervención del arte en la agenda social es una necesidad que muchas veces se pasa por alto, y puntualizaron que la virtualidad nunca será el reemplazo del arte físico. “La autogestión es una de estas formas de devolver espacios en puntos de encuentro promoviendo el convivio y el intercambio, más allá del resultado económico”, anotaron, “y sin duda presenciar arte (aun en plena emergencia sanitaria mundial) y no solo verlo por una pantalla genera otro tipo de emociones que nos hacen falta en una sociedad adicta al consumo, la vida rápida y la hiperconexión”.

Por su parte, Magallón expresó que es una instalación diferente, “en la que Panamá no ha incursionado mucho antes y abrirá la puerta a algo nuevo y fresco, a dejar el miedo de explorar el arte en espacios abiertos fuera de galerías”.

“Es un desafío para las personas y debemos animar esos retos. Que se aventuren a ver el espacio abierto y fundirse con las obras”, comentó, “es una experiencia que nos involucra a todos en una labor intensa de muchos artistas que al final se quedará en el espacio y se deteriorará con el resto de los elementos presentes, un proceso natural para que algo más nazca”, subrayó.

“Las iniciativas virtuales han sido enriquecedoras y nos han expuesto a distintos formatos de creación, exposición y divulgación”, apuntaron las organizadoras, “sin embargo, hay algo sobre estar juntos en un espacio que no es reemplazable. Al final del día somos seres sociales, y el arte está arraigado en muchas de las socializaciones diarias a las que estábamos acostumbrados desde antes de la pandemia”.